Click en la imagen para ver más información y fotos relacionadas
 

 

Ing. Agr. Luisa  Nisensohn
Lic. Daniel Tuesca
Cátedra de Malezas

Facultad de Ciencias Agrarias
Universidad Nacional de Rosario
Especies de malezas asociadas al nuevo modelo productivo de la región:Commelina erecta

En los últimos años, el modelo productivo de nuestra región, caracterizado por el predominio del cultivo de soja, ha sufrido importantes variaciones. El laboreo como método primario de control de malezas fue remplazado en gran medida por el control químico. En la actualidad el uso de sistemas de labranza conservacionista, particularmente siembra directa, se encuentra ampliamente difundido en la región.

A partir del año 1997 se registró la adopción generalizada de cultivares de soja transgénicos resistentes a glifosato, aumentando notablemente el uso de este herbicida como única alternativa de control durante el ciclo del cultivo.

Si bien el glifosato es un herbicida de amplio espectro de control, existen algunas especies que pueden presentar tolerancia al aplicarse las dosis habituales. Es por ello que en un contexto de uso casi exclusivo de glifosato posiblemente las especies con baja sensibilidad a este principio activo aumenten su abundancia, mientras que algunas malezas sensibles a este herbicida, que hasta ahora eran muy frecuentes en los agroecosistemas de la región, tiendan a desaparecer.

Entre las especies de malezas en las que se observó un aumento del tamaño de sus poblaciones se puede citar a Commelina erecta (flor de Santa Lucía). Esta especie podría ser considerada como preadaptada a comportarse como maleza. Está presente en comunidades naturales cercanas a los cultivos, posee características que le permiten un rápido crecimiento poblacional en hábitats creados por la actividad humana y puede convertirse en predominante como consecuencia de un cambio en las prácticas de manejo del agroecosistema.

C. erecta es una maleza perenne, herbácea, con hábito de crecimiento erecto o postrado. Se multiplica tanto de forma sexual como asexual. Los tallos son verdes, carnosos y cilíndricos. Las hojas son lanceoladas y sus vainas cubren yemas capaces de producir ramificaciones. Los primeros macollos aparecen cuando la planta posee 3 a 4 hojas. En densidades bajas cada planta es capaz de producir aproximadamente 50 macollos basales. Las inflorescencias están protegidas por una espata verde y las flores presentan dos pétalos de color azul o blanco. Los frutos son cápsulas con tres semillas, dos arriñonadas y la tercera ovoide.

Esta especie es nativa de América tropical y está presente en la mayor parte del continente americano, ya sea en terrenos baldíos o como maleza de cultivos perennes, donde no se realiza remoción del suelo.

En la región pampeana habitualmente se encontraba en banquinas, vías de ferrocarril y no existían referencias respecto a su presencia en campos cultivados. Sin embargo, en los últimos años se ha observado como maleza en barbechos y en cultivos de soja y maíz bajo siembra directa.

grafic.jpg (31049 bytes)

Gráfico 1: Control de Commelina erecta en tres estados de desarrollo con distintas dosis de glifosaro

Entre las razones por las cuales se ha incrementado el tamaño poblacional de C. erecta en el nuevo sistema de producción regional podrían mencionarse:

1- Propagación tanto por vía sexual como asexual:

· Sexual: presenta un período de floración muy prolongado (noviembre a abril) que resulta en una alta producción de semillas (600-800 por planta) las cuales arriban al banco en distintos momentos. Las semillas son de dos tipos: dehiscentes e indehiscentes, con alta viabilidad (95%) y diferentes grados de dormición. Las primeras están menos dormidas y una fracción de ellas es capaz de germinar durante la misma estación de crecimiento en que fue producida. Las semillas indehiscentes presentan un mayor grado de dormición y constituyen la porción más persistente del banco de semillas.

· Asexual: posee rizomas simpodiales (cortos y agrupados en una formación semejante a una corona) y ocasionalmente monopodiales (10-15 cm de largo). En cada nudo poseen alrededor de 4 yemas. Los tallos, en contacto con el suelo, tienen la capacidad de producir raíces a partir de sus nudos basales.

2- Ambas formas de propagación tienen distintos requerimientos para la germinación y la brotación. Esto permite el establecimiento de individuos provenientes de semillas o de rebrotes de rizomas en diferentes momentos. Generalmente en la región pampeana durante el mes de septiembre se observan macollos provenientes del rebrote de rizomas y a partir de octubre se establecen las primeras plántulas originadas de semillas. Así, en los lotes de producción es posible observar, durante toda la estación de crecimiento, plantas de diferentes orígenes y tamaños.

3- La mayoría de las plántulas establecidas se origina de semillas ubicadas en el primer centímetro del suelo. Esta característica favorecería la presencia de esta especie en los sistemas sin remoción de suelo.

4- Baja sensibilidad de esta especie a glifosato aplicado a las dosis de uso. Este comportamiento permite clasificar a la especie como tolerante a este herbicida.

5- Disminución importante en la abundancia de malezas muy susceptibles a glifosato. Esto posibilitó un aumento de las poblaciones de especies tolerantes a este herbicida y con menor habilidad competitiva entre las cuales se encuentra C. erecta.

6- No se dispone de herbicidas post-emergentes que solos o en mezclas permitan alcanzar niveles de control elevados. Entre las mezclas de herbicidas más empleadas se encuentra Glifosato + 2,4-D. Sin embargo, con la aplicación de este tratamiento, en la mayoría de los casos no se observa mortalidad y sólo se logra una reducción del tamaño de las plantas.

La eficiencia de muchos herbicidas postemergentes está influenciada por el tamaño de la maleza al momento de la aplicación. En ensayos realizados en condiciones semicontroladas se determinó el efecto de diferentes dosis de glifosato (48%) sobre plantas de C. erecta de distintos tamaños (Gráfico 1). En plantas pequeñas (6-9 cm de altura) se observó un aumento de control con dosis crecientes del herbicida lográndose valores cercanos al 100% con la dosis de 6 l/ha. En plantas medianas (10-15 cm), con la dosis máxima empleada sólo se logró un control regular (72,5%). Cuando la aplicación se realizó en plantas grandes (35-40 cm) los controles fueron deficientes, inclusive con la dosis más elevada.

En todos los tratamientos, a excepción de la dosis máxima en plantas pequeñas, se observaron rebrotes.

Las características biológicas de C. erecta y la falta de herramientas efectivas de control determinaron el aumento observado en las poblaciones de esta maleza en la región. Por ello consideramos necesario incrementar el conocimiento sobre la biología y dinámica de esta especie para determinar la etapa del ciclo en la cual las medidas de control serían más eficientes. Asimismo, en forma paralela al desarrollo de herbicidas efectivos deberían implementarse medidas de manejo cultural que minimicen los efectos negativos de Commelina erecta.

commelina.jpg (22003 bytes) commvirg[1].jpg (6980 bytes)